Comprar una propiedad en pre-construcción puede ser emocionante, pero también conlleva ciertos riesgos y desafíos.Aquí hay algunos errores comunes que debes evitar